según Berit Ås

HerramientsMary John Mananzan, Directora Ejecutiva del Instituto de Estudios de la Mujer de la República de Filipinas, explica en la Nota del Editor del libro que expone las Técnicas Maestras de Dominación de Berit Ås que estos son “los métodos que los hombres emplean de manera consciente o inconsciente para mantener a las mujeres pasivas, sumisas y reprimidas. Una vez que las mujeres toman conciencia de tales técnicas, se neutralizan. Pierden su poder tan pronto que las mujeres toman conciencia de ellas”.

Berit Ås, política noruega y psicóloga social, elaboró la teoría de las técnicas maestras de dominación hace más de 20 años. Técnicas similares son utilizadas para dominar a todos los grupos oprimidos. Sin embargo, Berit Ås sostiene que se emplean en combinaciones y en situaciones específicas que afectan a las mujeres debido a la definición de la sociedad patriarcal de las mujeres como objetos o propiedades. Las cinco técnicas maestras de dominación identificadas por Berit Ås son:

  • invisibilizar;
  • ridiculizar;
  • ocultar Información;
  • menospreciar independientemente de lo que uno haga;
  • culpabilizar y avergonzar.

Hoy en día encontramos que estas técnicas tienen un desarrollo amplio. Por ejemplo, cuando el grupo dominante piensa que tiene el derecho de definir la realidad, de descartar asuntos como irrelevantes o considerar una decisión irracional. También está presente al estereotipar, encerrándonos en posturas o roles predeterminados. A nivel estructural, está presente al sostener que las mujeres son más aptas para trabajos que involucran administración o cuidado de otras personas. También está presente en el acoso sexual, en el sentido de la práctica común de menospreciar y abusar de mujeres en la publicidad, como también en la explotación sexual evidente en los medios de comunicación.

A nivel personal, involucra sugestiones sexuales irregulares y no deseadas, ya sean verbales, físicas, o ambas; resistencia benévola, empleada para resistir las exigencias de igualdad de oportunidades en una época de políticas públicas de igualdad. Existe aprobación generalizada referente a la idea de equidad, pero en la práctica no se hace nada para cumplir con tales exigencias. La oposición “invisible” obstaculiza el cambio, dado que existe una abundancia de palabras pero escasez de acción concreta.

En la Preasamblea de Mujeres y Hombres, en el contexto de la 10.ª Asamblea del Consejo Mundial de Iglesias en Busan, se les pidió a mujeres de diferentes continentes compartir su testimonio con el público sobre la presencia de estas técnicas en sus vidas, como también sus estrategias para elaborarlas y superarlas. Compartimos los emocionantes comentarios de la Profesora Un-sunn Lee de Corea del Sur:

“Primero, la dominación de ‘invisibilizar’ la conocí como esposa de un pastor en relación a las actividades de la iglesia de mi marido. Dado que además es profesor de un seminario teológico, su vida de pastor es diferente de la de otros pastores, pero fácilmente me hace invisible como pastor en la iglesia. Reclamo mucho y he llegado a darme cuenta lo difícil que es comportarse de otra manera en la vida de la iglesia de Corea, a pesar de que él es muy consciente del pensamiento feminista y de la teología de la liberación. A pesar de todas estas experiencias humillantes, no pienso ser ordenada como pastora porque conozco bien el carácter fundamental dominante del sistema tradicional de clérigos de la iglesia.”

“A mí, lo que más me duele con respecto al ocultamiento de información, es la injusticia de apropiarse de mi conocimiento o información sin reconocer ni divulgar la fuente original. Es la antigua costumbre de considerar propio lo que originalmente proviene de una mujer o de su esposa y no les pertenece. Sin embargo, al enfrentar este sentido de injusticia, también me acuerdo de la enseñanza bíblica de que no debemos mencionar las cosas buenas que hemos hecho. Toda esta agitación interior me deja cansada y avergonzada. Corresponde a lo que Berit Ås llama la técnica de ‘culpabilizar y menospreciar’”. 

Prof. Dr. Un-sunn Lee es profesora de Estudios asiáticos y Filosofía en la Universidad de Sejong, en Seúl, Corea (Presidenta de la Asociación de Profesores Cristianos de Corea).