Ocupación: Pastora en Korea del Sur

1.- ¿Cuál fue su primera relación con Mission 21 o Mission de Basilea?

Mission 21 tiene una larga relación ecuménica con PROK, al cual pertenezco. En mis recuerdos, a mediados de los 90’ un pastor de Suiza vino a predicar a la iglesia donde yo servía como líder de la escuela de los domingos. Y luego escuché sobre la relación entre la iglesia suiza y la koreana por primera vez. Más tarde, escuché sobre la misión en 2007 cuando conocí  a la Dra. My-Hyun Chung. En ese entonces mi iglesia la invitó como ponente de teología feminista.

2) ¿Cuál ha sido su contribución al empoderamiento de las mujeres?

Desde el año 2005 he promovido la educación de la Biblia en la congregación, basada en  la teología feminista. A través del estudio bíblico vamos aprendiendo cómo leer la Biblia desde una perspectiva feminista  y a partir de ello, las participantes han realizado diversas actividades relacionadas con los derechos de las mujeres e igualdad de género.

Desafortunadamente, las iglesias koreanas son todavía basadas en un sistema patriarcal. Sin embargo, en nuestra denominación (PROK) el comité de igualdad de género ha estado promoviendo programas educativos para prevenir el acoso, talleres sobre igualdad de género, etc.

Con el fin de promover no solo los derechos de las mujeres, pero también los derechos de LGBT, soy una de las líderes en introducir la teología queer en las iglesias koreanas. Participo en Cristo arcoíris el cual es en grupo de LGBT cristiano y sus aliados así como también participo en la academia de teología Queer en Korea.

 3) ¿Por qué es importante el empoderamiento de las mujeres en el mundo de las Organizaciones basadas en la fe?

La velocidad de los cambios en una sociedad es bien lenta, especialmente en relación a la igualdad de género, pero las iglesias son incluso más lentas que la sociedad. Las mujeres en la iglesia han sido eliminadas de los procesos  de toma de decisiones y tratadas como asistentes. Bajo este tipo de situaciones, la iglesia patriarcal se ha vuelto más fuerte. En Korea del Sur el interés por el feminismo ha aumentado como resultado de un caso donde una mujer fue cruelmente asesinada cerca de la estación de metro el año 2016. Seguidamente, el año 2018 el interés por erradicar la violencia sexual se volvió un tema candente en Korea con el movimiento #metoo / yo también. Es como una revolución del género. Bajo estas circunstancias, muchas mujeres que pertenecen a la iglesia están levantando preguntas frente a la iglesia patriarcal de forma más intensa. La igualdad de género es un tema relevante para restaurar la imagen de Dios y establecer la esencia de la iglesia. En el caso de Korea, donde las iglesias tienen una fuerte tendencia conservadora, el proceso de educar y empoderar a las mujeres es una actividad necesaria para cambiar no solo la iglesia en si pero también a la sociedad koreana hacia una sociedad en igualdad de género.