Rev. Melania Mrema Kyando, Directora del Departamento de VIH/Sida del Distrito Sur de la Iglesia Morava en Tanzania.

El virus causante del Sida es un problema de gran envergadura en el mundo que continúa cobrando muchas vidas. La juventud es la fortaleza de los países de África subsahariana, no obstante, todavía hay muchos jóvenes entre 15 y 49 años de edad que mueren a causa del VIH/Sida. Las más afectadas por esta pandemia son las mujeres.

El aporte de la iglesia

Con el fin de ayudar en esta crisis, el distrito sur de la Iglesia Morava en Tanzania ha emprendido iniciativas educativas y ha movilizado a la sociedad mediante campañas contra el VIH/Sida por más de seis años. Las campañas se llevan a cabo en los mercados de toda la región, en centros de capacitación ocupacional de la Iglesia, en escuelas secundarias y este año se realizó, además, una campaña en el Instituto Superior de Teología. La Iglesia aúna esfuerzos con el gobierno para combatir el VIH/Sida en la sociedad.

El Departamento de VIH/Sida del Distrito Sur aprovecha los coros juveniles de la Iglesia y grupos de teatro para sensibilizar a la población, transmitiendo su mensaje por medio de canciones y arte teatral. Cuando la gente escucha las canciones y ve una pieza teatral, recibe un estímulo para realizarse el examen de detección del VIH y para ello está a disposición la clínica móvil que nos acompaña.

Otras actividades del Departamento son facilitar asesoría y atención médica a menores de edad VIH positivo que viven con sus familiares u otras personas a cargo de su cuidado, proporcionándoles materiales escolares, harina nutritiva y una pequeña cantidad de dinero para asegurar su tratamiento antiretrovírico.

Cuando el Departamento empezó el trabajo contra el VIH había solamente un grupo de autoayuda (grupo Lusubilo), pero ahora, luego de cuatro años, apoya a cuatro grupos de distintas regiones. El Departamento los asiste mediante pequeños proyectos como, por ejemplo, desarrollo de ganadería porcina, avícola, apicultura; les proporciona harina nutritiva y los ayuda a iniciar una actividad con el financiamiento de VICOBA (Village Community Bank). Los integrantes de los grupos de autoayuda provienen de todos los estratos sociales y no solamente son miembros de la Iglesia Morava.

A fin de difundir la información y generar mayor sensibilización, el Departamento organizó un encuentro de líderes VIH positivo de los grupos, para fortalecerlos y estimularlos a compartir, abrirse y participar en las campañas que se realizan en los mercados. Según lo indica la experiencia, el testimonio de una persona VIH positivo estimula a los oyentes a realizarse un examen de detección y asumir su situación con mayor apertura dentro de la sociedad, si los resultados son positivos.

Plan a futuro

El Departamento planea realizar un encuentro con las personas a cargo del cuidado de menores de edad VIH positivo, con el objeto de conocer los desafíos que enfrentan en esta tarea. Es necesario que las niñas y niños compartan, jueguen y conversen sobre los temas relacionados con su condición, con otra/os niña/os afectada/os. Creemos que este diálogo y asesoramiento les ayudará a comprender su situación y evitar el contagio del VIH a otras personas.

A partir de octubre el Departamento iniciará un programa de capacitación dirigido especialmente a jóvenes y educadores entre pares, quienes colaborarán como consejeras/os en escuelas, centros de capacitación y grupos juveniles. Estamos seguras que al ayudar a la/os jóvenes podremos lograr el objetivo de una futura generación libre de Sida.

Agradecemos a Mission 21 y a las demás contrapartes su afecto y apoyo.