*Texto extraído del informe “Fortaleciendo a las mujeres frente a los fundamentalismos político-religiosos en América Latina, Departamento Ecuménico de Investigaciones, DEI, Costa Rica.

Durante el mes de septiembre (18 al 22 de setiembre) del año pasado, el Depaertamento Ecuménico de Investigaciones en Costa Rica, DEI organizó la Semana de Incidencia política frente a los fundamentalismos: perspectivas feministas, en respuesta a una necesidad que reconoció la institución ante el panorama sociopolítico costarricense y latinoamericano, donde crece el poder político del fundamentalismo religioso, el neointegrismo religioso y el conservadurismo.

El DEI, una institución ecuménica que reconoce las distintas espiritualidades que no riñen con los derechos humanos, ha querido concretar la iniciativa de desarrollar una campaña para visibilizar esas otras voces y espiritualidades que abogan por el respeto, el amor y la justicia social con los sectores sociales históricamente más excluidos. La Campaña se inició en Costa Rica, pero con un alcance latinoamericano.

Campaña #Lo que importa

La campaña del DEI inició con la Semana de Incidencia política frente a los fundamentalismos, que se enmarcó dentro del programa del Seminario de Construcción Colectiva, donde se reunieron dieciocho latinoamericanas y latinoamericanos, investigadores jóvenes, en el DEI, del 6 de septiembre al 4 de noviembre de 2017. Esta semana contó con un programa de actividades para cada día, siendo la actividad pública más relevante el conversatorio “Justicia de género frente al fundamentalismo religioso”.

La experiencia de la campaña abarcó la producción de material físico para la divulgación (adhesivos, camisetas), así como producción de contenidos digitales audiovisuales para la divulgación en redes sociales digitales. Inicialmente se desarrolló una estrategia de comunicación amplia a partir de una frase generadora central, convertida en hashtag para redes sociales: #LoQueImporta. Además de otras frases con un lenguaje contundentes, directo, sencillo y dirigidas a un público amplio, no solo a sectores activistas multiplicadores, sino a públicos nuevos que pudieran compartir la propuesta, desde la empatía y su espiritualidad.

La campaña inició en setiembre de 2017, y precisamente por la coyuntura que vive Costa Rica y otros países de América Latina, le hemos dado continuidad.

Videos de promoción y divulgación de la campaña aquí