En mi ciudad murió un día el sol de primavera a mi ventana me fueron a avisar

Anda toma tu guitarra, tu voz será de todos los que un día tuvieron algo que contar

Canta, es mejor si vienes, tu voz hace falta, quiero verte en mi ciudad

(A mi Ciudad, Santiago del Nuevo Extremo)

Editorial

Estudiantes de la universidad de Chile se reunían a componer y ensayar canciones que contaban de manera sutil lo que estaba sucediendo en Chile en plena dictadura. A finales de los años 70, sabíamos de los horrores que estaban ocurriendo a nuestro alrededor. Cualquiera podía desaparecer por hacer una pregunta “sediciosa”. Post dictadura, trabajamos para que esa memoria estuviera presente en los currículos escolares y universitarios. Para que nunca más en Chile…  Las recientes explosiones de rabia y descontento develan, sin embargo, cuán profundas se mantienen las desigualdades e inequidades que el modelo neoliberal ayudó a ahondar y cuán precaria es la democracia que se sostiene en base a dichas desigualdades.

A nivel global el llamado de atención y a la conciencia está proviniendo de los movimientos de jóvenes, estudiantes secundarios y universitarios, feministas, indígenas y ecologistas. Están rompiendo la máscara de silencio e inercia en la que vivimos sumergidas/os. Cuando nos reunimos para analizar nuestros contextos afloran las razones que obstaculizan una vida digna y libre de violencia y nos proponemos reflexionar críticamente sobre las prácticas que fomentan el odio y la exclusión de las personas diferentes. Nos abrimos a indagar en nuestras propias experiencias de discriminar y ser discriminadas/os. Cada año, en el contexto del Sínodo de Mission 21, con las redes de mujeres y género revisamos avances, estancamientos o retrocesos respecto a la justicia de género en cada continente donde Mission 21 colabora. El mensaje surgido desde este espacio destaca como principal tema candente la vulnerabilidad de las mujeres que no tienen acceso a sus derechos básicos.

En seguimiento de los temas candentes señalados el año anterior, Obertina Modesta Johanis, pastora de la Iglesia Cristiana Pasundan de Indonesia, aborda la falta de empoderamiento de las mujeres y la violencia de género. Pia Grossholz-Fahrni, delegada de la Asamblea Europea de Mission 21, enfatiza en la inequidad denunciada en la gran huelga realizada en Suiza bajo el lema «Salario, tiempo, respeto».

Desde los informes de actividades apoyadas por el Fondo de Promoción de las Mujeres, destaca el trabajo realizado en Camerún por la organización coparte AIChrisWOV: Erradicar la violencia de género significa frenar el VIH, de Dorothy Tanwani y Glory Ambe. Desde el Departamento Ecuménico de Investigaciones (DEI) en Costa Rica, Silvia Regina de Lima Silva reflexiona a partir de las campañas realizadas: Lo que importa y Acciones transformadoras por la justicia de género. Doris Muñoz, desde Chile, relata los resultados del encuentro con la teóloga ecofeminista brasileña Ivone Gevara y nos invita a “hacer un proceso de deconstrucción que nos libere de ataduras milenarias que en la actualidad resultan funcionales a un sistema de creencias que controla las conciencias y domina los cuerpos”.

En Suiza, destacamos la labor de incidencia política realizada por organizaciones de la sociedad civil, al promover y reafirmar una agenda de las mujeres, la paz y la seguridad, la cual contiene aspectos coherentes a los temas candentes de incidencia políticas levantados en los últimos años por las redes de mujeres y género y copartes de Mission 21.

En Herramientas para la reflexión y transformación, profundizamos en el trabajo de los temas candentes con la metodología del Teatro del Oprimido en el Pre-Sínodo de Mujeres y el programa de Incidencia política y derechos humanos de las mujeres, acompañadas por el colectivo Ma(g)dalena Berlin.

Destacamos  y felicitamos a dos integrantes de nuestra red por Justicia de género. Evelyne Zinsstag recibió el premio Marga Bührig 2019 en Basilea, Suiza y Cecilia Castillo Nanjarí recibirá el premio Sylvia Michel el 8 de marzo del 2020 en Zug, Suiza.

Finalmente, nos preparamos para la celebración del Día Mundial de la Oración 2020, el cual tiene como país de referencia a Zimbabwe.