lnformación compartida por Red de salud de las mujeres latinoamericanas y del Caribe  RSMLAC

Durante dos semanas estuvieron presentes 8000 personas, entre sociedad civil, delegaciones oficiales de los estados y directivas de la CSW en la ciudad de nueva york, debatiendo, concertando y construyendo puentes para el empoderamiento de las mujeres y las niñas rurales del mundo, tanto en los eventos oficiales como en los alternos.

En esta versión de la CSW, estuvieron presentes y de manera protagónica las voces de mujeres, niñas y jóvenes, que en un llamado colectivo exigían participación y reconocimiento en la integralidad de sus derechos desde su perspectiva, contexto y necesidades

Fueron semanas complejas en las que los bloques antiderechos y sectores más conservadores del mundo intentaron entorpecer y retroceder los avances que en las últimas décadas las mujeres, jóvenes y personas LGBTI han ganado en el campo de los derechos humanos. Pese a esto, la declaración final reconoce innegociables en la necesidad de garantizar y alcanzar sociedades igualitarias, equitativas y que protejan todos los derechos de las mujeres y niñas, sin discriminación alguna.

Retoma los principios de declaraciones, conferencias y convenciones mundiales como: la Declaración y Plan de Acción de la Conferencia de Beijing y la Convención de la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las Mujeres,  entre otros de gran importancia para la erradicación de las violencias contra las mujeres, la reducción de la desigualdad entre géneros, la disminución de la pobreza, el acceso a la educación, la garantía de los derechos sexuales, derechos reproductivos, educación sexual integral, acceso a la tierra, protección del territorio y el medio ambiente, etc., que afectan de manera diferenciada a las mujeres y niñas en contextos de ruralidad.

Más información en español disponible aquí