Fot Mesa peruana Mission 21, Facebook page

Nos dirigimos a las mujeres, a las autoridades y a la población en general a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer – 8 de marzo 2019.

La realidad que vivimos nos presenta como mujeres trabajadoras, responsables y comprometidas con sus familias, la sociedad y las iglesias, por lo que deberían ser objeto de reconocimiento REAL, sin embargo por el contrario somos  invisibilizadas y subvaloradas por la sociedad, las iglesias  y el sistema, en una clara muestra de injusticia social. Los impactos de este modelo de desarrollo son diferentes para las mujeres que para los varones por los roles asignados, los estereotipos y las culturas machistas de nuestras sociedades. Vivimos situaciones de exclusión y subordinación expresada en las desigualdades económicas, sociales, políticas y en la terrible violencia que está llegando al límite de la muerte.

En medio de esta realidad que duele y desafía, las mujeres conscientes de su realidad, unidas y organizadas en redes, colectivos, en nuestro país y regiones, expresamos nuestra voz de reclamo a través de protestas con movilizaciones, marchas, vigilias y en las redes sociales, dinamizando el gran movimiento por la Justicia de Género.

La celebración con protesta y reclamo también es porque los niveles de corrupción en el Perú han llegado a los límites del escándalo, y mientras las autoridades de gobierno, los tecnócratas y los capitalistas se enriquecen ilícita y desvergonzadamente, el pueblo y las mujeres  se empobrecen cada día más, con la secuela inevitable de la desnutrición, la educación en desventaja, la violencia  y otras lacras sociales que afectan a las nuevas generaciones y nos colocan en un nivel de marginación y sin posibilidades de generar un desarrollo sostenible.

A pesar de algunos avances nos quedan muchos retos para conseguir la autonomía personal y el reconocimiento social, político y eclesial. Por esa razón queremos que las mujeres, la sociedad en general, el estado y las Iglesias, se comprometan con esta MISION para lograr los cambios que nos permitan tener una calidad de vida digna y saludable para todos y todas.

Por nuestra parte, HOY las mujeres reflexionamos y planteamos la necesidad de avanzar en organización, de ampliar el conocimiento de nuestra realidad, de desarrollar nuestra capacidad de opinión y propuesta para TRANSFORMAR  nuestra sociedad y CONSTRUIR un mundo nuevo.

Queremos tejer un mundo nuevo donde se respeten los derechos humanos, como el derecho al trabajo, la educación, la salud, la participación.  Queremos luchar sin reservas por la causa de la liberación de las mujeres.

“Mujeres unidas y organizadas, celebramos nuestro día, luchando solidariamente POR LA VIDA.”