Información original disponible en World Day of Prayer

El tema para el servicio de culto en Suriname nos impulsa a evaluar cómo nuestras acciones afectan nuestro planeta, una de las más grandes creaciones de nuestro Señor. La crisis medioambiental es también una crisis de justicia global. La justicia de Dios siempre significó amar y el sacrificio abnegado. Nosotro/as, como cristiano/as no podemos silenciarnos. Vivimos con la esperanza que las personas tienen los medios, y cada vez más, la voluntad para enfocarse en la justicia, la paz y la integridad de la creación. Por ejemplo, reciclar es dar un nuevo uso a los objetos, así se reduce el consumo de recursos que podrían degradar el planeta. Podemos utilizar las actividades del día mundial de oración para educar y hacer campañas en torno a la justicia climática.

Recursos adicionales facilitados por Silvia Regina De Lima

Descargar meditación estudio bíblico  

1- La creación de Dios es buena – “Y vio Dios que era bueno”.  (Repitamos con nuestras hermanas de Surinam) y ahora en nuestro propio idioma.

La perspectiva hermenéutica que atraviesa el texto es la esperanza. La esperanza proclamada, afirmada y experimentada en medio del dolor, de la negación de la vida, en medio del caos. El principio de la creación, no es el mal, el pecado… la creación es buena Los seres creados por Dios son buenos. Pensemos y sintamos por algunos instantes en la fuerza profética, transformadora de esta afirmación: “La creación es buena”. La bondad de la creación en su totalidad y del ser humano como parte de la creación es una de las grandes contribuciones de la tradición judío-cristiana. Nos perdemos en un mundo de pecados, de prohibiciones, de culpas y nos olvidamos del principio de la bondad de la creación. Nosotras mujeres, somos partes de lo bueno de la creación. En cada pueblo, en cada cultura, en cada religión estas bondades se manifiestan con colores, sabores, movimientos, costumbres, religiones, culturas, historias, la diversidad aquí representada es parte de la bondad y de la belleza de la creación. Es todo tan bueno, que pareciera mentira. Y algunas religiones y hasta iglesias crean (inventan) un dios que amenaza, que nos da miedo que controla nuestras vidas y nos impide disfrutar de la gratuidad y la bondad de la creación. “Y vio Dios que era bueno”. Como nuestros hermanos y hermanas del exilio de Babilonia, nosotras también afirmamos la bondad de la creación, en medio de maldades, de contaminaciones ambientales, de injusticias sociales… afirmamos la bondad como palabra de esperanza, palabra profética que se nos presenta como desafío; bondad a ser recuperada a través de nuestra acción profética-transformadora. (Extracto Meditación estudio Bíblico)