La formación de formadora/es en incidencia política por los derechos de las mujeres se desarrolló por tercer año consecutivo, esta vez entre los días 26 y 30 de junio en Basilea. Con participantes de los distintos países y copartes de Mission 21, el taller introdujo diversos temas desde una mirada de sustentabilidad. Comenzando con el taller de transverzalización de género compartiendo buenas prácticas, el liderazgo integral para desarrollar un activismo sostenible, algunos conceptos clave en relación a los mecanismos de  Naciones Unidas y teología contextual.

Un elemento importante fue el intercambio de experiencias y saberes locales, además de cantos y expresiones artísticas.  María Mercedes Vargas de Bolivia comenta:

Mi experiencia en el taller de advocacy me sirvió para reafirmar mi compromiso con las mujeres y generar incidencia con mujeres de pueblos indígenas. Además este encuentro me permitió conocer otras realidades con mujeres de Asia, África y Europa y ver que estamos en las mismas luchas de buscar mayor reconocimiento de las mujeres en cuanto a sus derechos políticos y sociales.

Compartimos este video de una danza y canto que fue compartido por Wuhua Paqaliyus de Taiwan