Secretaría Académica y docente Facultad de Teología y Religión AETE, Perú. Gerson participó en la formación de formadores por los derechos humanos de las mujeres en Basilea y Ginebra el año 2019.

1. ¿Cuál fue su primera relación con Mission 21 o Misión de Basilea?

Cuando accedí a una beca de Mission 21, por medio de AETE, para estudiar cuatro meses en la Universidad Biblica Latinoamericana en Costa Rica.

2. ¿Cuál ha sido su contribución al empoderamiento de las mujeres?

Prefiero hablar de espacios de empoderamiento. En ese sentido, con AETE hemos promovido espacios críticos sobre los roles de género. Primeramente por medio de nuestra currícula de estudios. Varios cursos presentan de manera explicita la discusión critica de las relaciones de género.

En segundo lugar, cada año ofrecemos un diplomado sobre Genero con la participación de diferentes instituciones de la sociedad civil.

En tercer lugar, nuestros docentes están concientizados con la tematica y se incentiva que las sesiones sean inclusivas.

En cuarto lugar, estamos promoviendo becas de estudio para las mujeres interesadas en la oferta de cursos.

3. ¿Por qué es importante el empoderamiento de las mujeres en el mundo de las organizaciones basadas en la fe?

Porque deberían ser las primeras en promover una sociedad hermanada, donde todos y todas sean reconocidos en igualdad de condiciones. Además, en estos contextos de surgimientos de nuevos fundamentalismos religiosos, las Organizaciones Basadas en la Fe deben representar el núcleo dislocador del mensaje de Jesús. Un mensaje para los excluidos.

4. Basado en su experiencia, ¿Cuáles son los principales desafíos como líder en incidencia política por los derechos de las mujeres en el contexto de Organizaciones basadas en la fe?

Hay muchos desafíos y riesgos en nuestro contexto. Veo dos, uno interno y otro, externo. Primeramente transversalizar los derechos de las mujeres al interior de las OBF. Pienso que no sólo es proponer pedagogías (concientización) a los grupo meta de algún proyecto, también es necesario pedagogías a los responsables del proyecto. Se requiere radicalizar la tranzversalización al interior de las OBF por una cuestión ética; coherencia.

Segundo, las OBF están desafiadas a co-protagonizar, es decir, a crear/organizar una red para integrar e integrarnos especialmente en estos temas porque, en el caso peruano, la agresividad de los sectores fundamentalistas desafían a las OBF a aliarse con otras instituciones, tanto de inspiración cristiana o movimientos de la sociedad civil ajenas a la Fe, para responder políticamente (y organizadamente) al actual contexto.

5. ¿Cuáles son los principales temas que le gustaría incidir (o ya  está incidiendo políticamente) en su comunidad para luchar por los derechos de las mujeres y alcanzar la justicia de género?

Quizás seguir y profundizar los temas de masculinidad/paternidad. Son temas, además de ser algo personal, muy pertinentes en nuestro contexto por el alto grado de abandono de hogar por parte de los varones. Incluido la violencia de género que lleva a resultados lamentables como el feminicidio.

Pienso que las nuevas formas de entender y vivir la masculinidad podrían ayudar en la reducción de los altos niveles de violencia. A desmontar patrones de violencia normalizados en el seno del hogar, sostenido con las imágenes (afectivas) del padre protector y disciplinador.