Hace tres años, un 14 de abril de 2014, 276  niñas estudiantes fueron secuestradas por el grupo terrorista paramilitar Boko Haram, en el noreste de Nigeria. 57 mujeres jóvenes lograron escapar rápidamente luego del secuestro; otras 21 fueron liberadas des

refugees_Nigeria

Mujeres y niña/os que encontraron un lugar seguro en Jola antes de retornar a sus casas.

pués de las negociaciones del 19 de octubre de 2016, y dos más fueron encontradas por el ejército y grupos de vigilancia. Sin embargo, 195 niñas aún continúan perdidas. La mayoría de ellas y sus familias son cristianas y miembros de la Iglesia de Brethren. (Iglesia partner de Mission 21)

Pensamos en cada una de las 276 niñas secuestradas en Chibok tres años atrás. Ellas han pasado por un duro periodo de sufrimiento y angustia. Pensamos en las miles de mujeres y hombres que han sido secuestrados, esclavizados y forzados a cometer ataques suicidas o bien,  han sido asesinados en los últimos años por Boko Haram. Lamentamos su perdida.

Pese a todo, nos alegra saber que el gobierno ha logrado la liberación de algunas niñas. Pero seguimos preocupada/os porque solo unas pocas han podido retornar a sus familias.

Una gran parte del territorio ocupado por Boko Haram podría ser liberado. Las personas están retornando a sus comunidades, pero en muchas de ellas no queda nada. Debido a la inseguridad permanente, ataques violentos y el desalojo, las personas no han podido cultivar sus tierras lo cual está  provocando una crisis de hambruna en el Noreste de Nigeria. Cerca de dos millones de nigeriana/os están semi o malnutridos y alrededor de 450.000 niña/os están en malnutrición severa con riesgo vital. Esperamos que la ayuda humanitaria de emergencia llegue lo antes posible para salvar sus vidas.

Pedimos  a la comunidad internacional no cerrar los ojos frente a esta gran crisis; necesitamos actuar. Siguen en nuestras mentes las personas de las localidades en Nigeria que aún viven en miedo e inseguridad, amenazados por los ataques de Boko Haram. Juntos con ella/os esperamos que el terror y la violencia termine.

Esperamos que Boko Haram de marcha atrás al terror y extremismo. Quizás puedan tener una oportunidad para reintegrarse dentro de la sociedad.

Deseamos que todas las personas de Nigeria logren retomar una vida digna y segura. Oremos por ella/os.