14 de abril, 2016

Hace exactamente dos años atrás, la noche del 14 de abril de 2014, 276 niñas fueron secuestradas y esclavizadas por Boko Haram, una secta terrorista en el noreste de Nigeria. Tan solo unas pocas pudieron escapar, pero el destino de la mayoría de las mujeres jóvenes se mantiene en la incertidumbre. ¿Dónde están? ¿Cuántas han sido vendidas, violadas, asesinadas, o han sido forzadas a autoinmolarse en ataques suicidas ? No lo sabemos. Pero no nos olvidaremos de las niñas de Chibok. Conmemoramos este triste aniversario orando por las niñas de Chibok, los incontables raptos de mujeres y por todas las personas que han sido internamente desplazadas en el noreste de Nigeria.