Noticia original en Blog Tejiendo Redes

Foto de ISAIAS Perú.

En el Perú, entre 1990 y 2000, en el gobierno de Alberto Fujimori a través del Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar dirigido por el mismo Presidente de la República, según cifras del propio Ministerio de Salud, se esterilizó a cerca de 300 mil mujeres y 22 mil hombres. En el caso de las mujeres, la mayoría de comunidades rurales, analfabetas y quechuahablantes, el 90% fue objeto de dichas prácticas sin consentimiento. Estas mujeres aún están luchando para que se haga justicia y sus historias no queden en el silencio. Fue el peor atentado contra la libertad de decidir de las mujeres y de sus familias. En la última campaña electoral, el actual presidente de la República Pedro Pablo Kuczynsk aseguró que las esterilizaciones forzadas fueron “un crimen contra la humanidad”. Sin embargo, las víctimas siguen sin encontrar justicia. Actualmente se viene fortaleciendo un proceso de organización de las mujeres en torno a la Asociación de Mujeres Peruanas Afectadas por las Esterilizaciones Forzadas (AMPAEF), integrada por la Asociación de Mujeres Afectadas por las Esterilizaciones Forzadas de Cusco (AMAEFC), la Asociación de Mujeres de la Provincia de Huancabamba (AMHBA), además por las víctimas organizadas de Arequipa, Cajamarca, Lima y además se viene realizando un registro de víctimas. Desde el ISAIAS (Instituto Surandino de Investigación y Acción Solidaria), no podemos ser ajenos/as a esta lucha y pensamos y sentimos que nos necesitamos juntas para exigir justicia para los casos de esterilizaciones forzadas: un delito de lesa humanidad. Por esa razón, con alegría y esperanza iniciamos una nueva experiencia de formación: liderazgo integral sustentable e incidencia política, con la organización de Mujeres Afectadas por las Esterilizaciones Forzadas MARANGANI-CANCHIS-CUSCO. Vamos construyendo el espacio con libertad, respeto, escucha con el corazón, complicidad, amistad, cuidado por la otra y sororidad. ¡Mujeres: sigamos en el camino por justicia, verdad, reparaciones!