Ocupación: Reverendo y pastor, Nigeria

1) ¿Cuál fue su primera relación con Mission 21 o Misión de Basilea?

Mi primera conexión con la misión de Basilea fue el año 1986 cuando me incorporé en la extensión de educación teológica como estudiante, TTE. (Theological Education Extension por sus siglas en inglés) La misión de Basilea y EYN (iglesia de la/os hermana/os) eran co-partes de muchos proyectos y programas de las iglesias. Unos años después, fui designado para el ministerio pastoral. Luego de completar mis estudios de seminario fui elegido como coordinador de TTE. Desde entonces he estado trabajando como co-parte junto a  Mission 21.

2) ¿Cuál ha sido su contribución al empoderamiento de las mujeres?

Cuando fui designado como Coordinador del programa de desarrollo pastoral de EYN, inicié un taller de mujeres teólogas. Antes de eso no había espacio donde las mujeres que fueron llamadas al interior del ministerio pudieran reunirse y discutir temas que las afectaban. Me acerqué a la Rev. Christine Guhne cuando trabajaba en el colegio de TTE y ella buscó patrocinio de Mission 21, el cual fue concedido. Desde ese entonces  y hasta la fecha, el grupo ha florecido.

3) ¿Por qué es importante el empoderamiento de las mujeres en el mundo de las organizaciones basadas en la fe?

Las mujeres son creadas a imagen de Dios de la misma manera que los hombres. Si un varón debe empoderarse para ser efectivo en su  área de trabajo, las mujeres también deben serlo porque  ellas están dotadas de mucho potencial y sería muy significativo, pues  haría el mundo un mejor lugar para vivir en comunidad.