Ocupación: Profesora, Nigeria

1. ¿Cuál fue su primera relación con Mission 21 o Misión de Basilea?

Mi primera conexión con Mission 21 fue el año 2004 cuando estaba estudiando en el programa del ministerio. El departamento de mujeres y género me apoyó en la compra de libros. Previo a esa fecha, tenía contacto con algunas personas del equipo que visitaban y/o venían como colaboradores ecuménicos.

2. ¿Cuál ha sido su contribución al empoderamiento de las mujeres?

Hemos contribuido reuniendo a otras mujeres que han estudiado en el seminario bajo el mismo marco. Cuando estaba estudiando en la secundaria, formé un club de VIH-Sida donde enseñábamos a las jóvenes habilidades para la vida y otras estrategias de prevención del VIH. He escrito artículos sobre niñas y motivando a otras mujeres a juntarse para incidir políticamente en representación de las niñas de Chibok y otras más que fueron secuestradas desde el colegio.

3. ¿Por qué es importante el empoderamiento de las mujeres en el mundo de las organizaciones basadas en la fe?

Las mujeres constituyen un número significativo de la población en Nigeria y en las iglesias. Si ellas se empoderan, otros miembros de las comunidades de fe tendrán un impacto positivo. Organizaciones basadas en la fe son la clave para alcanzar este objetivo porque influencian a sus seguidores. También infunden respeto y gozan del apoyo de la mayoría de la población.